Por desgracia, casi todas las compañías aéreas prohíben cambiar el nombre del pasajero.


Si otra persona desea viajar, debes comprar otro billete.